Del 3 al 7 de Septiembre estuvimos en la dinámica ciudad de Denver, Colorado, para asistir a la exposición anual sobre electrónica de consumo y a la medida CEDIA. Durante su última estancia en la región central de los Estados Unidos (el siguiente año cambia al sur, a la ciudad de Atlanta), podríamos calificar que fue una expo de transición en varios sentidos.

Se notó la recesión económica que sufre el vecino país del norte (de nuestra nación, no hablamos al respecto, como siempre estamos en crisis !pues ya ni se nota!), eso trajo menos visitantes (casi 30000 en 2007, contra 25000 de este 2008) y una sensación de menos stands (pura percepción, pues a decir de la gente de CEDIA, hubo más stands, aunque mucho más pequeños).

Anuncios inusuales o espectaculares no hubo y si en cambio la maduración de tecnologías que poco a poco se acomodan como el estándar en el industria: ya nadie duda del 1080p (más por asunto de facto mercadológicamente que por necesidad visual), los sistemas de audio de surround persisten en 7.1 canales (casi todos los receptores ofrecen ya la decodificación Dolby TrueHD y DTS HD Master Audio).

HDMI es otro estándar asentado (esto generó una nueva categoría de negocios: cómo hacerle para que las señales HDMI  funcionen adecuadamente en un entorno donde existen todavía muchas señales análogas y otras tantas digitales; cómo transportarla, etcétera). Y ya que mencionamos el transporte de señales de video diremos que el cable coaxial va de salida, se afianzan los sistemas basados en CAT 5 y 6 y se vislumbra el uso de fibra óptica ya como un lugar común dentro de las casas del fututo.

En video la novedad masiva son los sistemas de proyección con lentes anamórficas para lograr el ansiado formato de imagen cinematográfico 2.35:1 (conocido como Panavision). Y todo con tal de eliminar las franjas negras que aún aparecen en nuestros televisores widescreen (cosa a calcular en países como el nuestro, donde los subtítulos son a la vez un mal necesario y una bendición que evita los pésimos “doblajes”).

Muchas empresas que hacen servidores de medios basados en software de Windows, otras tantas haciendo sistemas de control que tratan de emular y competir contra los “grandes” como AMX y Crestron.

El iPod sigue siendo el rey y por ende es el icono sobre el que gira la industria, si no eres iPod friendly, si el metadata del iPod no aparece en tus interfaces, estás fuera de la jugada.

Otro signo de los tiempos es que quedan pocas compañías verdaderamente especializadas: “ya todos hacen de todo” me comentó un instalador paisano. Es cierto, los que antes hacían sólo iluminación, ahora se meten a sistemas de control y automatización; los reyes del IP quieren su pedazo de pastel en la distribución de audio y video, los que antes sólo hacían receptores y DVD´s ahora emprenden proyectos de música multirroom. Los fieles (y no difuntos) del High End ahora están embelesados con tecnologías inalámbricas. Los grandes compran a los pequeños y así vemos ya empresas multinacionales abarcando un gran espectro de la industria.

!Ah cierto! No hemos hablado del Blu-ray. Y es que no hay mucho que decir, el hecho de ser el ganador de esa fulgurante batalla frente al HD DVD no le ha garantizado lo que pretendía: ser el estándar en el video de alta definición en los hogares. Si bien es cierto que ya varias marcas presentaron sus componentes Blu-ray (Sharp, Pioneer, Cambridge, Yamaha, Denon, Integra, Panasonic y que decir de Sony que le apuesta durísimo), la oferta de títulos es todavía muy pobre: en la Virgin Store de la ciudad, apenas se ven unos 200 títulos contra los incontables miles de DVD´s.

El Hi-End Audio no ha muerto. Nada de eso. Se sigue presentado fuerte en las expos y a pesar de ser exhibiciones estáticas los enamorados del audio de excepción persisten e insisten. Algunos booths recreados dan una pequeña idea de lo que la ingeniería, el arte y la pasión pueden lograr por nuestros oídos.

Las Muon de KEF, verdadero extasis auditivo

Las Muon de KEF, verdadero extasis auditivo

Algo que habrá que aplaudir es el siempre cuidado nivel de las demostraciones que hacen nuestros amigos profesionales norteamericanos: cortas, precisas, emotivas, sin abusar del control de volumen… Para muestra del bien hacer allí estaban los “cuartos” de JBL, Meridian y Pioneer.

¿Qué si vale la pena ir? Indudablemente. CEDIA es la expo con mayor especialización sobre electrónica de consumo (conste que no es la más grande como lo es CES), es manejable, se puede caminar completa, se charla con los expositores, se toman muchos cursos (algunos excepcionales, otros no tanto)… Además resulta la mejor sala de prensa de la industria y eso nos deja con muchos materiales para presentarles a ustedes mes a mes.

SpeakerCraft, el stand más genuino, el más visitado y el más aplaudido

SpeakerCraft, el stand más genuino, el más visitado y el más aplaudido